Inicio Qué es la RNIU Suscricpión a Ciudades Afiliación a RNIU Búsqueda Avanzada Contacto
 
Encuentros RNIU
Programa Editorial
Libros RNIU
Revista Ciudades
Estructura
Convocatorias 2009-2010
Normas para publicar
Distribuidores
Lugares de venta
Costo de suscripcion y venta
Otras publicaciones
Consejo Editorial
Eventos
Convocatorias
Cursos
Páginas y Portales
Inicio > Programa Editorial > Revista Ciudades > Convocatoria
REVISTA CIUDADES   ISSN 0187-8611
Análisis de la coyuntura, teoría e historia urbana
CONVOCATORIAS CIUDADES 2015 - 2016
CIUDADES 108 (octubre-diciembre 2015) Subir
El proceso electoral federal 2015 ¿Incremento en la calidad de la democracia mexicana?
En México, las instituciones democráticas se han transformado constantemente desde mediados de la década de 1970 hasta la última reforma político-electoral de 2014, pasando de una elección con un voto simbólico o protocolario a uno bajo un sistema más o menos plural y competitivo en donde varios partidos comenzaron a compartir responsabilidades en el gobierno (Aziz y Alonso, 2009). Por otro lado, nos encontramos también con una sociedad que está presente en la esfera pública demandando más y mejor información sobre asuntos que le impactan de manera directa, desde las decisiones que toman los actores políticos y sociales, los cambios económicos, el Estado de derecho. Sumado a ello es que, en las últimas elecciones federales, se han presentado esquemas con movimientos sociales importantes como el del voto nulo y el #Yosoy132, en 2009 y 2012 respectivamente. Bajo estos dos esquemas, el proceso electoral de 2015, en el que se elegirán 7,278 cargos públicos con una renovada institución democrática y nuevas reglas de participación, nos brinda un espacio para el análisis y la reflexión en torno de nuestras instituciones democráticas y para observar la respuesta de la sociedad. Por ello, en este número nos proponemos analizar la elección para renovar el Congreso Federal y las 17 entidades con elecciones concurrentes, en particular, en los estados en donde se elegirá gobernador, congreso local y ayuntamientos, bajo las siguientes interrogantes: ¿Cómo se reconfigurará el territorio en función del nuevo mosaico de fuerzas?¿Se mantendrán las tendencias regionales?¿Se hará visible el impacto de las políticas sociales y económicas aplicadas en cada territorio?¿Cuáles son los retos de los institutos electorales a partir del rediseño de la reforma política?¿La paridad de género ampliará la base democrática de la representación?¿Qué desafío enfrentarán los partidos políticos en la elección de sus candidatos, en la rendición de cuentas y en la transparencia de sus acciones?¿Cuáles serán ahora las estrategias de campaña de los partidos políticos bajo la nueva normatividad electoral?¿De qué manera impactarán las elecciones las condiciones sociales y políticas en que se encuentra el país?¿Qué movimientos sociales detonará el proceso electoral de 2015?¿Qué papel jugarán las redes sociales como medio de comunicación y de organización horizontal?¿Los movimientos sociales y las practicas participativas serán mecanismos de inclusión política?¿Cuáles serán los niveles de participación política electoral?¿lLos medios de comunicación serán más democráticos? Coordinadora: Ana Claudia Coutigno Ramírez; El Colegio de la Frontera Norte, Correl: ana.claudia.coutigno@gmail.com. Tel: (664) 6316300 ext. 3320 y 6616160983 Fecha límite: 13 de septiembre de 2015.
CIUDADES 109 (enero-marzo 2016) Subir
Nuevas modalidades de expansión de las ciudades.
Prácticamente a lo largo de tres décadas (1980-2010), México asiste a la realización de una serie de reformas que redefinen el marco institucional bajo el cual se producen los territorios urbanos. El nuevo orden institucional que emerge es lo que algunos investigadores denominan “urbanismo salvaje”: un conjunto de procesos en los que se despliegan fenómenos de privatización o despojo del suelo, expropiación de espacios de uso social, instalación de infraestructuras de movilidad que fragmentan el tejido social, generación de asentamientos en zonas de alto riesgo, destrucción de los ecosistemas que sostienen nuestros metabolismos, y en general dinámicas de producción de espacios habitacionales que no cumplen las normas mínimas de lo que podríamos llamar una vivienda adecuada, decente, digna o sustentable. El Estado abandona o acota severamente a las instituciones que permitían el financiamiento de proyectos de vivienda social. Los sindicatos, los colectivos populares, las organizaciones sociales, pierden o ven mermada la posibilidad de acceder a créditos “blandos” o de bajo costo financiero para producir espacios habitacionales accesibles. En su lugar, se instalan mecanismos que abren la puerta a las instituciones financieras privadas para asignar créditos en condiciones onerosas y abusivas. La libertad que se concede a los bancos para conceder créditos hipotecarios es lo que explica las diversas crisis que dañan severamente la economía popular y la pérdida del patrimonio de millones de familias. Ante esto, nos preguntamos si lo que aquí sucede es un fenómeno común en América Latina y convocamos a celebrar una discusión que se organice en los siguientes subtemas: 1) Las reformas al artículo 27 constitucional y los cambios en el mercado del suelo urbano, 2) Dinámica de las empresas que producen vivienda en las zonas de expansión urbana, 3) Dinámica del sector público y de las empresas que producen infraestructura para atender la expansión urbana, 4) Impactos ambientales de las nuevas formas de expansión urbana, 5) Nuevos patrones de segregación socio-espacial y dinámica de la pobreza en la expansión de las ciudades, 6) Cambios en las opciones de movilidad y transporte que plantea la expansión urbana, 7) Consecuencias que plantea el crecimiento urbano a los territorios campesinos y a la producción agropecuaria, 8) Implicaciones para la seguridad pública y la protección civil que surgen del crecimiento urbano, 9) Procesos culturales que acompañan a las nuevas modalidades de expansión urbana, 10) La rendición de cuentas y la transparencia en la gestión pública de la expansión urbana, 11) La participación ciudadana y los movimientos sociales ante la problemática urbana, 12) Las instancias de gestión urbana: competencias de los gobiernos municipales, estatales y federales ante el desorden urbano. Coordinador: Hipólito Rodríguez Herrero; CIESAS. Correl: hipolitorod@gmail.com Fecha límite: 15 de noviembre de 2015.
CIUDADES 110 (abril-junio 2016) Subir
Infraestructura verde para las ciudades.
La visión de infraestructura verde en las ciudades se da fundamentalmente a través de la confluencia de dos enfoques: la ecología del paisaje y la planeación urbana, y promueve la solución de problemas locales. Por ejemplo, desde la ecología del paisaje se valoriza el mantenimiento de los recursos ecológicos dentro de redes conectadas de áreas verdes, cursos de agua y corredores verdes e identifica los puntos clave de los enlaces físicos con conexiones importantes o en dónde se deben realizar las conexiones y las escalas apropiadas (área metropolitana, ciudad, colonias, etcétera). En la planeación urbana se adaptan los principios de corredores verdes, expandiendo la visión desde un análisis aislado del manejo de áreas verdes a uno de red multifuncional, que incluye la capacidad de proveer servicios ambientales y de construir capacidad de resiliencia ante eventos hidrometeorológicos extremos y el cambio climático. El concepto de infraestructura verde en la planeación urbana y en la práctica, radica en la habilidad de integrar los principios de conectividad, multifuncionalidad y manejo estratégico de corredores verdes, para sostener un enfoque de planeación urbana integral. La escala de los trabajos esperados es la de la planeación de ciudades o metrópolis, grandes, medias y chicas. En este número se esperan trabajos sobre planificación con principios de infraestructura verde o estudios de caso que hayan implementados proyectos exitosos o en vías de ser exitosos. De estos últimos, se dará prioridad a aquéllos que sean de América Latina y se refieran a lecciones aprendidas sobre el tema. Coordinadoras: Lina Ojeda Revah; Departamento de Estudios urbanos y de Medio Ambiente, El Colegio de la Frontera Norte, Tijuana e Ileana Espejel, Facultad de Ciencias, Universidad Autónoma de Baja California, Ensenada. Correls: lojeda@colef.mx y ileana.espejel@uabc.edu.mx Fecha límite: 15 de enero de 2016.
CIUDADES 111 (julio-septiembre 2016) Subir
Crecimiento de las ciudades y cambios de sus mercados y usos del suelo.
Desde hace casi dos décadas, muchas ciudades mexicanas han experimentado una gran expansión física liderada por la enorme producción formal de vivienda unifamiliar en fraccionamientos periféricos. Aunque modificaciones reglamentarias en el financiamiento de vivienda y propiedad ejidal facilitaron esa enorme producción, es probable que la reducción del costo y el precio de cada unidad de vivienda fuera lo que permitió que una cantidad grande de familias pobres pudieran acceder por primera vez a un crédito hipotecario y adquirir una vivienda. También por primera vez se puede afirmar que, por sobre otros sectores, las decisiones del sector económico inmobiliario están modificando el paisaje urbano, a diferencia de la época anterior en que dicho paisaje dependía principalmente de la distribución espacial de la vivienda informal y de otras actividades económicas como el comercio y los servicios (y la maquila en las ciudades norteñas). Aún no tenemos una explicación probada de las razones que modificaron radicalmente el paisaje urbano y sólo tenemos algunos estudios sobre sus consecuencias en la estructura y funcionamiento de la ciudad. Entre las razones, por el lado de la oferta, se debe probar si la reducción del costo/precio de las viviendas se debió al bajo costo del suelo o se debió a cambios en los procesos de producción (reduciendo el costo unitario) asociados a un mercado con oferta muy competida. Por el lado de la demanda, se deben hacer más estudios para saber si las familias prefieren adquirir una vivienda unifamiliar, aún pequeña y distante de los empleos, o si priorizan tener la propiedad (sin importar tamaño y localización) en vez de rentar un inmueble. Sobre las consecuencias de ese patrón de crecimiento formal, se necesita más estudios sobre el cambio en la densidad de población, el tiempo de viaje promedio intra-urbanos, y en que medida se ha intensificado la segregación socio-residencial (por ingreso, posición el trabajo, etc.); no se sabe tampoco en que medida el abandono de viviendas (formales, nuevas, y en la periferia) de las familias se debió a la crisis económica (i.e. pérdida de empleo) y en que medida al costo asociado a la localización (i.e. tiempo y costo de transporte). Además, no es claro si las actividades económicas se dispersaron junto con la población o tenemos ahora mucha mayor concentración espacial relativa de esas actividades; se debe explorar también las razones que impidieron o aceleraron esa mayor concentración (o dispersión) de comercios, servicios y manufacturas. En síntesis, este número de CIUDADES explorará las causas estructurales y consecuencias socio-espaciales del reciente nuevo tipo de crecimiento físico de las ciudades. Coordinador: Tito Alegría; El Colegio de la Frontera Norte, DEUMA, Tijuana. Correl: talegria@colef.mx Fecha límite: 30 de abril de 2016.
CIUDADES 112 (octubre-diciembre 2016) Subir
Turismo urbano y su papel en la planeación de ciudades.
Las ciudades han sido tradicionalmente generadoras y receptoras de turismo . Ello se debe a que éstas ofrecen una amplia infraestructura y un extenso catálogo de actividades culturales, monumentos históricos, conciertos, museos y sitios arqueológicos, entre otros. La presencia de la actividad turística en entornos urbanos conduce a visualizar al turista como un factor clave en la planeación de las ciudades. Por ello, para poder incrementar y satisfacer la demanda turística, los planificadores buscan entender cuáles son las necesidades y percepciones de los turistas, aunque no sean compatibles con las necesidades de los habitantes. Para lograrlo se han recuperado los centros históricos, mejorado la infraestructura, entre otros, a través de diferentes estrategias. Sin embargo, este proceso crea una “ciudad artificial”, en donde es claramente diferenciable la ciudad intervenida para hacerla atractiva al turismo y el resto de la ciudad. Es decir, la implementación del turismo lleva a la construcción y reconstrucción de los espacios de consumo lúdico que dejan de lado al resto de la ciudad. Este tipo de acciones se lleva a cabo con la recreación de climas o paisajes en destinos turísticos artificiales, conocidos como burbujas turísticas. Y, en los últimos años, las burbujas no solamente se encuentran al interior de las áreas urbanas sino que han aprovechado las características geográficas de las periferias (especialmente de las naturales) y su poca aglomeración, para ofrecerlas también como destinos. Además de lo anterior, los beneficios del turismo no son del todo claros para los habitantes. Por ello, se propone un número dedicado al estudio de la relación entre el turismo, la ciudad y la planeación urbana. Se busca tener una imagen comprensiva de la atracción del turismo en ciudades y cómo éste modifica el entorno urbano y suburbano, cómo se complementa o no con las necesidades de los habitantes de la zona, cuáles han sido las políticas de promoción del turismo en las ciudades y su periferia, así cómo los efectos (positivos y negativos) del mismo en la composición social de los barrios receptores y de la conservación ambiental. Coordinadores: Enrique Pérez Campuzano, Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto de Geografía, y Alejandra Pérez Galicia, Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Azcapotzalco. Correos: enriperang@gmail.com y ale.perez.galicia@gmail.com Fecha límite: 27 de julio de 2016.
NOTA:
Los artículos deben ser enviados directamente a quien coordina el Número en el cual se pretende publicar y no deben exceder de 35,000 caracteres en total (sin contar espacios entre palabras), incluyendo cuadros y gráficos en blanco y negro (en word o excel), mapas e imágenes en blanco y negro (en JPG y 300dpi). Los trabajos que no sean enviados directamente a l@s Coordinador@s de Número o que excedan el número de caracteres indicado, no podrán ser considerados.

EL COMITE COORDINADOR DE PUBLICACIONES DE LA RNIU
 
  Juan de Palafox y Mendoza 208, 2° Patio, Tercer piso, Cubículo 4, Centro. C.P. 72000
Teléfono (222) 2462832 Fax: (222) 2324506 E-mail:

© 1995-2011